Centeno

A pesar de que su uso en alimentación animal no está muy extendido, destinándose la mayor parte del mismo a consumo humano; su valor energético resulta superior al de otros cereales como la avena o la cebada.
Su alto contenido en fibra lo convierten en un componente más adecuado en dietas de rumiantes que en las de monogástricos.